Naming, Creación de nombres, Identidad verbal

Naming: viene de vocablo inglés para nombre, y se describe como “las técnicas para la creación del nombre de la marca […]”. Por tanto, en el naming se trata de nombrar, bautizar… dar nombre a una marca. Es el primer paso para dotar de significado a una marca: un nombre adecuado dice mucho de la marca, la hace más atractiva y, sobre todo, más reconocible.

En este proceso es donde el diseño gráfico juega un papel fundamental, como herramienta para crear la identidad y los rasgos característicos de la marca, que la dotan de su propia personalidad (siempre acorde a los objetivos de la empresa) y, en definitiva, lo que la va a diferenciar del resto de marcas.

A la hora de buscar un nombre o hacer un desarrollo de naming se ha de tratar que el nombre que buscamos sea original, exclusivo, único y que se diferencie de los competidores. También se ha de intentar que sea corto pues será más fácil de memorizar. Tendremos que analizar y decidir el tipo de idioma en el que escribiremos nuestro nombre, se pueden combinar palabras de varios idiomas para crear palabras únicas.

El nombre que buscamos no debe plantear problemas o ser ofensivo en otros países y culturas y cuanto más agradable sonoridad tenga y más fácil de pronunciar sea, mejor será nuestro naming.

Mediante naming, a veces se busca reforzar el nombre de una marca con una palabra que represente los valores o la misión de la empresa, se pretende que el naming o nombre tenga la funcionalidad explicar qué es, qué es lo que hace y para qué sirve.

En un proyecto de naming, al igual que en otros tipos de trabajos de imagen corporativa se ha de tener en cuenta el tipo de público al que va a ser destinado el producto o servicio representado por nuestro nombre y si éste es masculino, femenino, de ciudad, pueblo, etc. Además el nombre que buscamos debe ser acorde con el plan estratégico proyectado para el producto y su plan de implantación.

¿Por qué es importante elegir un buen Naming?

Habitualmente gran parte del éxito de una marca depende de su nombre y su calidad, aunque nos parezca extraño, el nombre tiene un gran peso, pero la confusión viene porque en el mercado hay gran cantidad de marcas con mas de 50 años de antiguedad de las cuales muchos nombres no son apropiados ya que se eligieron hace décadas y al tenerlas “grabadas” en nuestra mente no creemos que el Naming sea importante porque estas empresas son miradas como exitosas por ejemplo Coca Cola, Schwarzkopf, wolkswagen son algunas de ellas.

Algunas razones estratégicas para elegir un buen Naming

• Un nombre debe ser fácil de recordar.
• Fácil de pronunciar.
• Lo más corto posible, un máximo de tres sílabas o que recuerde a algo.
• Al mismo tiempo debe ser único.
• Es aconsejable que tenga alguna cualidad sobre la empresa o el producto en restauración por ejemplo.
• Asimismo, debe caerle simpático a Google y si lo buscas no debe haber millones de páginas con ese nombre porque será muy difícil para tus clientes encontrarte.
• Verifica en el registro de marcas.
• Verifica si el dominio esta usado.
• Analiza la competencia.
• Analiza otros nombres donde se haya usado.
• Verifica que este nombre no tenga un significado diferente en otro idioma o jerga.

El tiempo que se invierta en este proceso no puede ser desestimado ya que marcará la diferencia entre una marca que quede en la memoria de la audiencia y otra que quede desapercibida o con poco impacto en la memoria.